La vacuna contra la COVID-19 está ahora a disposición de personas la que cumplen con los criterios de vacunación del estado de Florida.

Haga una cita

¿Quién es elegible para recibir la vacuna?

Todos los floridanos son elegibles para recibir cualquier vacuna contra la COVID-19 como ha sido prescrito por la Administración de Drogas y Alimentos.

Baptist Health está ofreciendo vacunas contra la COVID-19 a personas de 16 años y mayores*.

*Por favor tenga en cuenta que las personas entre las edades de 16 a 17 años deben presentar identificación fotográfica (como una licencia de conducir, un pasaporte o una identificación escolar). Debe estar presente un padre o guardián legal con comprobante de residencia en Florida.

 
Lo que debe saber sobre la vacuna contra la COVID-19

Lo que debe saber sobre la vacuna contra la COVID-19

Las vacunas son cruciales para combatir las enfermedades infecciosas mortales. Aunque las vacunas se están desarrollando lo más rápidamente posible, de todas formas se mantienen los procesos y procedimientos habituales para garantizar la seguridad de cualquier vacuna que se autorice o se apruebe para uso. La vacuna contra la COVID-19 es un instrumento importante para contribuir a detener la pandemia.

 

Diga Sí a la Vacuna Contra la COVID-19.

Recuperemos los abrazos. Recuperemos las sonrisas. Unámonos como comunidad y superemos esta pandemia juntos. Diga Sí a la vacuna contra la Covid-19.

"Sí para regresar a algún tipo de normalidad."

Jessica Saavedra, Gerente de enfermería
 

"Sí a sentirnos más seguros y confiados."

Horacio Asbun, M.D., Jefe de cirugía hepatobiliar y páncreas

“Sí porque es lo correcto.”

Joao Papadelis, Enfermero diplomado

"Sí por mi equipo de farmacia."

Madeline Camejo, Principal oficial de farmacia

"Sí para proteger a la comunidad."

America Roache, Enfermera diplomada de práctica avanzada

La Vacuna Contra la COVID-19: Preguntas Frecuentes

Actualizado el 31 de marzo de 2021

Acerca de la distribución de vacunas en Baptist Health

  • A partir del 5 de abril de 2021, todos los floridanos son elegibles para recibir cualquier vacuna contra la COVID-19 como ha sido prescrito por la Administración de Drogas y Alimentos.

  • Actualmente tenemos un suministro limitado de vacunas por parte del estado y nos complace poder continuar apoyando los esfuerzos de vacunación ofreciendo citas para la vacuna contra la COVID-19 a los residentes de Florida que llenen el criterio de vacunación, basado en la disponibilidad de la vacuna.

    Baptist Health está ofreciendo vacunas contra la COVID-19 a personas de 16 años y mayores.

    Por favor tenga en cuenta que las personas entre las edades de 16 a 17 años deben presentar identificación fotográfica (como una licencia de conducir, un pasaporte o una identificación escolar). Debe estar presente un padre o guardián legal con comprobante de residencia en Florida.

  • Se requiere comprobante de residencia en el estado de Florida. Para mostrar comprobante de residencia en Florida, durante su cita, a usted le será requerido presentar una tarjeta de identificación emitida por el estado de Florida (como una licencia de conducir) o un documento de identificación emitido por un gobierno y dos documentos que comprueben que usted reside en Florida. De acuerdo con el estado de Florida, la siguiente documentación es aceptada como comprobante de residencia (se requieren dos):

    • Un título de propiedad, una hipoteca, un estado de cuenta mensual de la hipoteca, una libreta de pagos de la hipoteca o un contrato de alquiler o arrendamiento de una vivienda.
    • Un comprobante de domicilio del padre, la madre, el padrastro o la madrastra, el tutor legal u otra persona con la que viva el residente de temporada y una declaración de la persona con la que viva el residente de temporada en la que se afirme que este vive con esa persona.
    • Una orden de conexión o de trabajo fechada en el plazo de 60 días antes de la inscripción en el registro de uso médico.
    • Una factura de servicios públicos, de no más de dos meses de antigüedad.
    • Correspondencia de una institución financiera, incluidos estados de cuentas corrientes, de ahorro o de inversión, que no tengan más de dos meses de antigüedad.
    • Correspondencia de un organismo gubernamental federal, estatal, del condado o municipal, de no más de dos meses de antigüedad.
    • Cualquier otra documentación que proporcione una prueba de la dirección residencial según lo determina la norma del departamento (Departamento de Salud de Florida)

    Las personas entre las edades de 16 a 17 años deben presentar una identificación fotográfica (como una licencia de conducir, un pasaporte o una identificación escolar). Debe estar presente un padre o guardián legal con comprobante de residencia en Florida.

  • Las citas serán publicadas en nuestro sitio web (BaptistSalud.net/vacunas) según los suministros disponibles.

    Si no hay citas disponibles, por favor chequee el sitio web con frecuencia, ya que serán publicadas nuevas citas basadas en la disponibilidad de la vacuna.

    También postearemos las disponibilidad de citas en Twitter y en nuestras historias de Instagram. Siga @BaptistHealthSF para más información.

  • No. Estamos administrando vacunas sólo con cita previa.

  • Para cancelar una cita existente, por favor refiérase al email que recibió para confirmar su cita y siga las instrucciones.

  • Desafortunadamente en este momento no podemos reprogramar o cambiar las citas para la vacuna contra la COVID-19. Si usted no puede venir a su cita, le pedimos amablemente que la cancele.

  • No. Las citas no son transferibles y no pueden ser transferidas a otra persona. Su identificación debe concordar con la información de confirmación de su cita.

  • Baptist Health está administrando las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna. No ofrecemos elección de vacunas. Administramos las vacunas según los suministros del estado.

  • En este momento, el gobierno está cubriendo el costo de la vacuna, así que no hay costo al paciente/recipiente.

  • Durante su cita para su primera dosis, usted recibirá su cita para la segunda dosis. Usted no tiene que registrarse en línea nuevamente para programar su cita para su segunda dosis.

  • No. La vacuna que le sea administrada dependerá de nuestros suministros.

    La vacuna de Pfizer-BioNTech está disponible para personas de 16 años y mayores. La vacuna de Moderna está disponible para personas de 18 años y mayores.

    .

  • Las personas que quieran recibir una vacuna deben visitar el sitio web del gobierno, myvaccine.fl.gov para pre-registrarse para la vacuna contra la COVID-19 y guardar su sitio en la fila.

    Favor de ver información según el condado abajo.

Acerca de la vacuna contra la COVID-19

  • Los estudios han demostrado que las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna tienen una eficacia del 95% y el 94,1%, respectivamente.

  • La vacuna de Pfizer-BioNTech requiere dos dosis, administradas con 21 días de diferencia.

    La vacuna de Moderna requiere dos dosis, administradas con 28 días de diferencia.

  • No. Debe completar la serie de vacunas con el mismo producto.

  • Empecemos con las similitudes. Tanto la vacuna de Pfizer-BioNTech como la de Moderna están elaboradas a partir de un agente creado en laboratorios, llamado ARNm, que hace que el cuerpo produzca una sustancia a la cual responde el sistema inmunitario del cuerpo. Ambas vacunas requieren dos dosis para lograr la máxima inmunidad, y ambas han demostrado ser extremadamente seguras y eficaces en los estudios clínicos.

    La principal diferencia es que la vacuna de Moderna requiere una diferencia de 28 días entre la primera y la segunda dosis, en tanto que la de Pfizer-BioNTech requiere 21 días entre una dosis y otra. Además, la vacuna de Moderna puede almacenarse en congeladores normales, a diferencia de la vacuna de Pfizer, lo que la vuelve más accesible fuera de los hospitales.

    Para obtener información de la FDA sobre la vacuna de Pfizer-BioNTech, haga clic aquí.

    Para obtener información de la FDA sobre la vacuna de Moderna, haga clic aquí.

  • Debido a que actualmente no hay cura para la COVID-19, la prevención es nuestra mejor estrategia. El desarrollo de las vacunas contra la COVID-19 es un paso importante para ayudar a minimizar los efectos de este virus potencialmente mortal. El mecanismo de acción de las vacunas es "entrenar" al sistema inmunitario para que este reconozca y combata los virus y las bacterias que lo ataquen. Al desencadenar una respuesta del sistema inmunitario a un virus a través de una vacuna, su cuerpo está mejor equipado para destruir los microbios causantes de la enfermedad, en caso de que quede expuesto a la COVID-19.

  • Sí. Aunque usar mascarillas y practicar el distanciamiento social son elementos importantes para limitar la exposición a la COVID-19, la vacuna contribuirá a evitar que se enferme de gravedad si se contagia. La combinación de vacunarse y cumplir con pautas tales como usar mascarillas y practicar el distanciamiento social, le brinda la mejor protección y puede ayudar a prevenir que contagie a otros.

  • de ARN mensajero, también llamadas vacunas de ARNm. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, las vacunas de ARNm enseñan a nuestras células cómo producir una proteína, o incluso solo un fragmento de esa proteína, que desencadena una respuesta inmunitaria en el organismo. Esa respuesta inmunitaria, al generar anticuerpos, es lo que nos protege si el verdadero virus entra en el cuerpo.

  • Sí. Ninguna vacuna es 100% eficaz, y los CDC recomiendan que todos continuemos usando todas las herramientas que estén a nuestro alcance para ayudar a detener esta pandemia, tales como cubrirse la boca y la nariz con una mascarilla, lavarse las manos con frecuencia, mantenerse al menos a seis pies de distancia de los demás, seguir las pautas de los CDC con respecto a viajes, las pautas de cuarentena después de estar expuesto a alguien que tenga COVID-19, y cumplir con todas las pautas pertinentes en el lugar de trabajo o en la escuela. En conjunto, la vacuna contra la COVID-19 y el cumplir con las recomendaciones de los CDC sobre cómo protegerse a sí mismo y a los demás ofrecen la mejor protección contra el contagio y la propagación de la COVID-19.

    Los expertos deben ampliar sus conocimientos con respecto a la protección que brindan las vacunas contra la COVID-19 durante el período de contagio, antes de modificar las recomendaciones sobre las medidas que todos deben aplicar para frenar la propagación del virus que causa la COVID-19. Sabemos que reduce significativamente los síntomas y la gravedad de la enfermedad, pero no si protege completamente contra el riesgo de contagiar a otros. Otros factores, tales como la cantidad de personas que se vacunen y la forma en la que el virus se propaga en las comunidades, también afectarán esta decisión.

  • Sí. Puede administrarse la vacuna contra la COVID-19 aunque haya tenido el virus. Actualmente no disponemos de suficiente información para determinar si tras haberse contagiado, la persona quedó protegida (inmunidad natural) contra un nuevo contagio de COVID-19 y, de ser el caso, por cuánto tiempo. Por lo tanto, la vacuna podría brindar protección adicional.

    Tenga en cuenta que si ha recibido el tratamiento de anticuerpos monoclonales para la COVID-19 o plasma de convaleciente de COVID-19, no debe recibir la vacuna contra la COVID-19 hasta al menos 90 días después del tratamiento.

  • Consulte con su médico si tiene preguntas sobre la vacuna contra la COVID-19 en relación con los niños, los ancianos, las personas inmunocomprometidas y quienes tengan un historial considerable de reacciones alérgicas. Si ha tenido una reacción alérgica inmediata (aunque esta no haya sido grave) a una vacuna o a un tratamiento inyectable para otra enfermedad, pregunte a su médico si debe recibir la vacuna contra la COVID-19.

    También debe tener en cuenta el período de espera en las siguientes situaciones:

    • Si ha recibido el tratamiento de anticuerpos monoclonales para la COVID-19 o plasma de convaleciente de COVID-19, no debe recibir la vacuna contra la COVID-19 hasta al menos 90 días después del tratamiento.
    • No debe recibir la vacuna contra la COVID-19 hasta por lo menos 14 días después de cualquier otra vacuna, como las de la gripe o el sarampión.

     

  • Si no se siente bien, se recomienda que espere hasta que esté mejor para recibir la vacuna.

  • Recibir la vacuna contra la COVID-19 es un acto voluntario. Lo alentamos a que se informe para que pueda tomar una decisión fundamentada, que sea adecuada para usted.

  • La vacuna contra la COVID-19 no remplaza ninguna otra vacuna. En nuestro entorno actual, es extremadamente importante hacer todo lo posible para mantenernos sanos, lo que incluye administrarse la vacuna antigripal y cualquier otra que recomiende su proveedor de atención médica para prevenir la propagación de enfermedades.

  • En este momento se desconoce cuánto tiempo durará la inmunidad; los estudios en curso ayudarán a determinar si es necesario repetir la vacunación y, en caso afirmativo, con qué frecuencia se necesitará un refuerzo. Por lo tanto, después de la vacunación todavía tendrá que usar una mascarilla y practicar el distanciamiento social hasta nuevo aviso. Factores como la cantidad de personas que se vacunan y la forma en que el virus se propaga en las comunidades ayudarán a determinar cuándo podremos dejar de aplicar estas precauciones adicionales..

  • Para obtener información de la FDA sobre la vacuna de Pfizer-BioNTech, haga clic aquí.

    Para obtener información de la FDA sobre la vacuna de Moderna, haga clic aquí.

  • Los efectos secundarios son una señal normal de que su cuerpo está creando protección. Algunas personas presentarán más síntomas con la vacuna contra la COVID-19, en comparación con otras vacunas, como la antigripal. La segunda dosis o la de refuerzo podría producir síntomas más graves que los de la primera dosis. El efecto secundario más común es el dolor muscular o el dolor en el brazo, los que se resolverán sin tratamiento. Entre otros efectos secundarios comunes tras la vacunación se encuentran:

    • Hinchazón o enrojecimiento en el lugar donde se administró la vacuna
    • Dolores musculares y articulares en otros lugares
    • Fiebre baja
    • Escalofríos
    • Cansancio
    • Dolores de cabeza

    Estos son los efectos secundarios esperados; no deben ser graves y se resolverán con el tiempo. Si presenta síntomas más graves que los descritos o si la fiebre persiste durante más de dos días, póngase en contacto con su médico o busque atención médica en el departamento de emergencias más cercano. Asegúrese de notificar al administrador de la vacuna de estos síntomas antes de recibir la segunda inyección de la vacuna.

  • No. Ninguna de las vacunas contra la COVID-19 que actualmente se están desarrollando en EE. UU. (Pfizer-BioNTech y Moderna), utilizan el virus vivo que causa la COVID-19. Después de recibir la vacuna, es posible que experimente síntomas como dolor en el brazo, fiebre baja, escalofríos o cansancio. Esto es normal y los síntomas se resolverán sin tratamiento.

  • Los CDC han desarrollado una nueva herramienta gratuita para teléfonos inteligentes, llamada v-safe como una forma de brindar un nivel de vigilancia de seguridad adicional para aumentar la capacidad de detectar rápidamente cualquier problema de seguridad que surja con las vacunas contra la COVID-19. En esta herramienta se utilizan mensajes de texto y encuestas en la web para proporcionar chequeos de salud personalizados después de que las personas reciben la vacuna contra la COVID-19.

  • Si ha tenido un resultado positivo en la prueba de la COVID-19 y no está actualmente en el período de aislamiento, puede esperar 90 días después del contagio para ponerse la vacuna contra la COVID-19. Los CDC indican que es poco común que ocurra un nuevo contagio en el plazo de los 90 días posteriores al contagio inicial. Por lo tanto, las personas que hayan sufrido una infección aguda documentada en los 90 días anteriores pueden aplazar la vacunación hasta el final de este período, si así lo desean.

  • Durante una emergencia de salud pública, la FDA puede emitir una autorización de uso por emergencia para permitir que se utilicen productos médicos que todavía no estén aprobados o para el uso no aprobado de productos médicos ya aprobados, con el fin de diagnosticar, tratar o prevenir la COVID-19 cuando no existan alternativas adecuadas, aprobadas y disponibles.

    Este producto no ha sido aprobado ni autorizado por la FDA, pero la FDA ha autorizado su uso por emergencia en virtud de una EUA para prevenir la enfermedad del coronavirus de 2019 (COVID-19) en personas de 18 años de edad en adelante. El uso por emergencia de este producto se autoriza únicamente por el tiempo que dure la declaración de que existen circunstancias que justifican dicha autorización para el producto médico, en virtud del artículo 564(b) (1) de la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos de Estados Unidos, a menos que se cancele la declaración o se revoque la autorización antes.

    Al determinar si se emite una autorización de uso por emergencia para un producto, la FDA evalúa las pruebas que existen y valora cualquier riesgo conocido o potencial y cualquier beneficio conocido o potencial, y si dicha la evaluación de beneficios y riesgos resulta favorable, el producto se pone a disposición durante la emergencia.

    La autorización de uso por emergencia exige que se pongan a disposición de los proveedores y los receptores de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech y de Moderna hojas informativas que proporcionen información importante, incluidas las instrucciones relacionadas con las dosis e información sobre los beneficios y los riesgos de la vacuna.

    Los documentos sobre la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech son los siguientes:

    Los documentos sobre la vacuna contra la COVID-19 de Moderna son los siguientes: