Esté atento a los síntomas

Los padecimientos informados varían desde síntomas leves hasta enfermedades graves y muerte en casos confirmados de la enfermedad por el coronavirus 2019 (COVID-19).

Los síntomas que se enumeran a continuación podrían aparecer de 2 a 14 días después de la exposición al virus.*

Fiebre

Tos

Falta de aliento

Signos de advertencia de emergencia

A continuación se encuentran algunos de los signos de advertencia de emergencia. Esta lista no es exhaustiva. Comuníquese con su proveedor de atención médica si presenta otros síntomas que sean graves o preocupantes.
Dificultad para respirar o falta de aliento. 
Dolor persistente u presión en el pecho. 
Aparición de confusión o incapacidad para levantarse 
Labios o rostro azulado.
See our doctors online from home 24/7

Exámenes de detección de COVID-19 a través de la aplicación Baptist Health Care On Demand

Manténgase a salvo: Quédese en casa y haga una consulta médica desde su teléfono.

Si presenta síntomas similares a los de la gripe, ofrecemos consultas en línea por video con nuestros médicos quienes evaluarán su afección y podrán determinar el mejor curso de acción.

Prevención de la COVID-19

Si está enfermo con la COVID-19 o sospecha que está infectado con el virus que causa la COVID-19, aplique las medidas que se indican a continuación para ayudar a prevenir que la enfermedad se propague a otras personas en su hogar y su comunidad.

Llame antes de acudir al médico

Si tiene una cita médica, llame a su proveedor de atención médica y dígale que tiene o que sospecha tener la COVID-19. De esta forma, el consultorio de su proveedor médico podrá tomar las medidas necesarias para evitar que otros se contagien o se expongan al virus.

Quédese en casa, excepto para recibir atención médica

Debe restringir las actividades fuera de su hogar, excepto para recibir atención médica. No vaya a trabajar, a la escuela o a lugares públicos. Evite usar transporte público, transporte compartido o taxis.

Tápese la boca al toser o estornudar.

Tápese la boca y la nariz con un pañuelo de papel cuando tosa o estornude. Deseche los pañuelos de papel usados en un bote de basura recubierto; lávese inmediatamente las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos o límpieselas con una solución antibacteriana que contenga al menos de 60% a 95% de alcohol; recúbrase todas las superficies de la mano y fróteselas hasta que se sientan secas.

Evite compartir utensilios caseros de uso personal

No debe compartir platos, vasos, tazas, cubiertos, toallas o ropa de cama con otras personas o mascotas en su hogar. Debe lavar bien estos artículos con agua y jabón después de usarlos.

Limpie a diario todas las superficies que se manipulen a menudo.

Entre estas se encuentran mesadas, encimeras, mesas, pomos de puertas, llaves de los lavamanos, inodoros, teléfonos, teclados, tabletas y mesitas de noche. Además, limpie las superficies que tengan sangre, heces u otros líquidos corporales. Utilice un líquido o un pañito de limpieza común según las instrucciones de la etiqueta.

Lávese las manos con frecuencia

Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si no tiene agua y jabón, límpiese las manos con una solución antibacteriana que contenga al menos 60% de alcohol. Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca sin haberse lavado las manos.

Vigile sus síntomas

Busque atención médica de inmediato si su enfermedad empeora (p. ej.: dificultad para respirar). Antes de procurar atención, llame a su médico e indíquele que tiene o se le está evaluando para determinar si tiene COVID-19. Colóquese la mascarilla antes de entrar en las instalaciones. Estas medidas contribuirán a que el consultorio de su proveedor de atención médica evite que otros allí o en la sala de espera se contagien o se expongan.

Aislamiento en el hogar

Los pacientes que se haya confirmado que tienen COVID-19 deberán permanecer aislados en sus casas con las debidas precauciones, hasta que se considere que ha disminuido el riesgo de transmisión secundaria a otros. La decisión de suspender la precaución de aislamiento en el hogar deberá hacerse estudiando cada caso en particular, en consulta con los proveedores de atención médica y los departamentos de salud locales.

Aislamiento en el hogar

Los pacientes que se haya confirmado que tienen COVID-19 deberán permanecer aislados en sus casas con las debidas precauciones, hasta que se considere que ha disminuido el riesgo de transmisión secundaria a otros. La decisión de suspender la precaución de aislamiento en el hogar deberá hacerse estudiando cada caso en particular, en consulta con los proveedores de atención médica y los departamentos de salud locales.

Aislamiento en el hogar

Los pacientes que se haya confirmado que tienen COVID-19 deberán permanecer aislados en sus casas con las debidas precauciones, hasta que se considere que ha disminuido el riesgo de transmisión secundaria a otros. La decisión de suspender la precaución de aislamiento en el hogar deberá hacerse estudiando cada caso en particular, en consulta con los proveedores de atención médica y los departamentos de salud locales.

Aislamiento en el hogar

Los pacientes que se haya confirmado que tienen COVID-19 deberán permanecer aislados en sus casas con las debidas precauciones, hasta que se considere que ha disminuido el riesgo de transmisión secundaria a otros. La decisión de suspender la precaución de aislamiento en el hogar deberá hacerse estudiando cada caso en particular, en consulta con los proveedores de atención médica y los departamentos de salud locales.

Información de Plasma para pacientes y padres y cuidadores

Autorización de uso por emergencia (EUA) de plasma de convaleciente COVID-19 para el tratamiento de COVID-19 en pacientes hospitalizados

Se le está dando plasma de convaleciente para tratar la COVID-19. Esta hoja informativa le ayudará a comprender los riesgos y los beneficios de la administración del plasma de convaleciente de COVID-19 que ha recibido o podría recibir.

No existe ningún producto aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) para tratar la COVID-19. La transfusión de plasma de convaleciente de COVID-19 puede beneficiar a los pacientes hospitalizados con COVID-19.

Lea esta información para conocer detalles sobre el plasma de convaleciente de COVID-19. Hable con su proveedor de atención médica si tiene alguna pregunta. Es su elección aceptar el tratamiento con plasma de convaleciente de COVID-19 o suspenderlo en cualquier momento.

  • Se le ha diagnosticado una enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2, también conocida como enfermedad del coronavirus de 2019 (COVID-19). Este tipo de coronavirus no se había visto antes y se trata de un nuevo virus que ha causado una pandemia mundial. Muchos pacientes han desarrollado una grave enfermedad respiratoria y otras complicaciones serias. Usted puede contraer la COVID-19 a través del contacto con otra persona que tenga el virus.

  • Los síntomas comunes son fiebre, tos y falta de aire, que pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición.

    La enfermedad de la COVID-19 ha variado desde casos muy leves (incluyendo casos en los que no se informan síntomas) hasta graves, inclusive casos que ocasionan la muerte. Aunque la información hasta ahora sugiere que la mayoría de los casos de COVID-19 son leves, pueden ocurrir cuadros graves y pueden causar que algunos de sus otros padecimientos empeoren. Las personas de edad avanzada y las de cualquier edad que tengan enfermedades crónicas graves como enfermedades cardíacas, pulmonares y diabetes, por ejemplo, parecen tener un mayor riesgo de ser hospitalizadas por la COVID-19.

  • La sangre de las personas que se recuperan de COVID-19 contiene sustancias llamadas anticuerpos, que son capaces de combatir el virus que causa la enfermedad. En el caso de algunas otras enfermedades causadas por virus respiratorios, administrar la porción líquida de la sangre que contiene estos anticuerpos, llamada plasma, obtenida de aquellos que se han recuperado del virus, puede conducir a que el paciente mejore más rápidamente de la enfermedad. Los pacientes con COVID-19 pueden mejorar más rápido si reciben plasma de los que se han recuperado de la enfermedad, porque este puede tener la capacidad de combatir el virus que causa la COVID-19.

  • Se le administrará plasma, la porción líquida de la sangre, de una persona que se haya recuperado de COVID-19. Se le administrará a través de una de la venas, usando una aguja estéril de un solo uso, y se administrará en el transcurso de una o dos horas. En una infusión inicial se administrarán aproximadamente 200 ml (un poco menos de 8 onzas) de plasma. Podrían realizarse infusiones adicionales de plasma durante su estancia en el hospital si el médico tratante determina que los tratamientos adicionales están clínicamente justificados.

  • Este tratamiento podría ser eficaz para mejorar la probabilidad de que se recupere de la enfermedad.

  • La infusión conlleva el riesgo de sufrir reacciones adversas tales como reacciones alérgicas, sobrecarga circulatoria asociada a la infusión, o daño pulmonar acompañado de dificultad respiratoria profunda, irregularidades en el ritmo cardíaco (del corazón) y coagulación de la sangre.

    Tal como sucede al recibir cualquier otro producto sanguíneo, existe el riesgo de contraer una infección transmitida por la transfusión, incluyendo el VIH, la hepatitis B y la hepatitis C. El riesgo de contraer estas infecciones es muy bajo, porque para la infusión solamente se utiliza sangre debidamente analizada.Es posible que sufra otros efectos secundarios que no se conocen en este momento y entre los que podrían incluirse lesiones graves o dolor, discapacidad o muerte. También existe la posibilidad de que se pierda la confidencialidad de su información privada; sin embargo, se han establecido procedimientos para reducir al mínimo este riesgo.

  • Hable con su médico si anteriormente presentó alguna reacción a productos de plasma u otros productos sanguíneos.

  • No se ha evaluado la seguridad y la eficacia del plasma de convaleciente de COVID-19 en el embarazo y las madres lactantes. Si está embarazada o amamantando, por favor hable con su proveedor de atención médica para decidir si debe recibir el plasma de convaleciente de COVID-19.

  • Si después de recibir el plasma de convaleciente de COVID-19 presenta algún efecto secundario que sea molesto, grave o que no desaparezca, póngase en contacto con su proveedor de atención médica. Cuando notifique un efecto secundario, debe indicar que recibió plasma de convaleciente de COVID-19.

  • No existen medicamentos u otros tratamientos aprobados por la FDA para prevenir o tratar la COVID-19. Al igual que el plasma de convaleciente, la FDA puede permitir el uso en caso de emergencia de otros medicamentos para tratar a las personas hospitalizadas con COVID-19.Además, su proveedor de atención médica podría conversar con usted sobre los estudios clínicos para los que podría ser elegible. Es su elección recibir tratamiento o no con plasma de convaleciente de COVID-19. Puede decidir no recibirlo.

    • Pregúntele a su proveedor de atención médica.
    • Comuníquese con su departamento de salud pública local o estatal.

  • La FDA de los Estados Unidos ha puesto a disposición del público el plasma de convaleciente de COVID-19 mediante un mecanismo de acceso de emergencia llamado EUA. Este mecanismo está respaldado por una declaración del Secretario de Salud y Servicios Humanos (HHS) en la que se afirma que existen circunstancias que justifican el uso de emergencia de fármacos y productos biológicos durante la pandemia de COVID-19.

    El plasma de convaleciente de COVID-19 no ha sido sometido al mismo tipo de revisión que un producto aprobado o autorizado por la FDA. La FDA puede emitir una EUA cuando se cumplen ciertos criterios, entre los que se incluye que no haya alternativas adecuadas, aprobadas y disponibles.

    Además, la decisión de la FDA se basa en la totalidad de las pruebas científicas disponibles que demuestran que es razonable creer que los beneficios conocidos y potenciales del producto, cuando se utiliza para tratar la COVID-19, superan los riesgos conocidos y potenciales del producto.  Todos estos criterios deben cumplirse para permitir que el producto autorizado se utilice en el tratamiento de los pacientes durante la pandemia de COVID-19.

    La EUA para el plasma de convaleciente de COVID-19 está en vigor mientras dure la declaración de COVID-19 que justifica el uso de emergencia de estos productos, a menos que se termine o se revoque (después de lo cual los productos ya no podrán utilizarse).

Fuente: CDC.gov